La rentabilidad del 5G

La rentabilidad del 5G
2 octubre, 2019 LPSIngenieria
La rentabilidad del 5G

La red 5G ya está aquí en una primera etapa, que nos está permitiendo saborear lo que trae esta nueva tecnología: enviar y recibir datos a una velocidad impresionante con un nivel de latencia o tiempo de respuesta considerablemente más corto.

Sin embargo, estamos viendo cierta reticencia entre las telecos a la hora de impulsar la quinta generación de redes móviles. Esto puede deberse a que el coste de implantación es muy alto y la rentabilidad tardará en llegar.

¿Es rentable el 5G?

La inversión que se requiere para la financiación en frecuencia y despliegue del 5G no está clara. Algunas empresas como Vodafone aseguran que puede rondan los 872.000 millones de dólares hasta 2030, e incluye inversiones en innovación, infraestructura, además de equipamientos, radio y diversos servicios que se requieren.

El retorno de esa inversión no será inmediato, se estima que tendrán que pasar 17 años más para que esta red se encuentre en su punto álgido. Contando con la experiencia que ha dejado la rentabilidad del 4G, las compañías van con pies de plomo y no se arriesgan a realizar inversiones grandes. La estrategia es ir sobre seguro con alianzas comerciales. Por ejemplo, en España, Orange y Vodafone están uniendo fuerzas y han llegado a un acuerdo para el despliegue y distribución de redes móviles que incluye 5G. Según los directores de la compañía Orange este acuerdo genera un ahorro de 200.000 millones, aunque la inversión sigue siendo elevada, los beneficios que se obtiene al trabajar en conjunto para ofrecer un buen servicio es mayor.

Otro punto a considerar además de la inversión es la monetización. Las teleoperadoras saben que el coste de las tarifas crece menos que los costes de construcción de la nueva infraestructura; este punto quedó claro con el 4G donde las suscripciones subieron considerablemente en la fecha de lanzamiento real pero con el paso del tiempo ese aumento no tuvo impacto en la facturación.

Vodafone, que ha sido de los primeros en ofrecer 5G en su fase inicial, ha mantenido a grandes rasgos los planes que ya ofrecía a los clientes. Por ejemplo, datos y llamadas ilimitadas, además de fibra simétrica a 600 Mbps por 42 euros el primer trimestre, posteriormente será 85 euros mensuales. Otro plan que ofrece es el de sólo datos y llamadas con 5G en 46 euros.

Reto de los operadores

Las compañías esperan conseguir rentabilidad desembarcando en nuevos mercados, recuperando así la capacidad para ofrecer nuevos servicios y establecer diferentes tarifas. Su meta está en ofrecer a los mercados servicios por el que merezca la pena pagar un mayor precio. Contando con la experiencia del 4G, la monetización y el despliegue de infraestructura 5G va para largo.

Algunas compañías como Orange declaran que el 5G es una buena oportunidad de negocio teniendo en cuenta que es un cambio de paradigma en la conectividad.

La 5G actualmente se mantiene en una fase temprana en su desarrollo. Aunque la rentabilidad sea lenta y dependa de ciertos factores la llegada del 5G es necesaria así como la inversión en las infraestructuras que permita utilizarla y sacarle el máximo provecho.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.