Novedades en coches autónomos

Novedades en coches autónomos
13 noviembre, 2019 LPSIngenieria
Novedades en coches autónomos

Los coches autónomos perciben el medio que les rodean e interpretan la ruta programada empleando técnicas complejas como radares, láseres, sistemas de posicionamiento global, visión computarizada y Lidar. Actualmente existen varios programas activos con el objetivo de realizar ajustes y mejoras con respecto a la seguridad vial y funcionalidad de estos vehículos ¿Quieres saber cuáles son las últimas novedades de los coches autónomos? Continúa leyendo para descubrir los últimos avances en este campo.

Detección de obstáculos por sombras: el reto de los coches autónomos.

En el año 2018 se produjo uno de los pocos accidentes de un vehículo sin conductor, y terminó con una persona fallecida por atropello. Esto disparó las alarmas y puso en cuestión la seguridad de la tecnología LIDAR incluida en los coches autónomos para la detección de obstáculos. El foco se centro en la limitación en el campo de visión, esquivando solamente elementos que están en su camino.

Los investigadores del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial (CSAIL) del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) reconocen que la probabilidad de que suceda un accidente puede incrementarse por milésimas de segundo. Aprovechando todos los beneficios de la inteligencia artificial han desarrollado una tecnología de detección de sombras para reducir al máximo esta probabilidad.

¿Cómo se logra? A través del uso de la visión artificial. Se trata de la combinación de tecnología de captura de imágenes con la odometría visual, permitiendo verificar si hay algún elemento que venga hacia nosotros incluso si no es visible al ojo humano. Este sistema se ha llamado ShadowCam o cámara de sombras.

Hasta el momento, esta tecnología se ha probado con total éxito en ambientes con iluminación consistente y áreas interiores. Siguen trabajando en lograr total efectividad en todos los entornos y en diversidad  de condiciones, con el fin de poderla además de usar en coches autónomos trasladarla a los robots.

Novedades en coches autónomos: baterías y autonomía

El equipo de investigación del laboratorio de química para baterías de la Universidad Dalhousie de Nueva Escocia, Canadá, han fabricado para Tesla baterías de iones de litio con nueva tecnología que le brindan al coche autonomía de más de un millón y medio de kilómetros y ciclos de carga mayor a 4.000. En resumen, más del doble de la que posee actualmente.

Es un proyecto ambicioso que se ha hecho público en un paper publicado en The Journal of the Electrochemical Society y donde se describen los detalles de la combinación y optimizaron los ingredientes de la batería. Estos incluyen potenciación de la nanoestructura del óxido de cobalto de manganeso y níque-litio, y se anexa grafito artificial. Este proceso permite crear una estructura cristalina que impide el agrietamiento y aumenta el rendimiento.

Humanizando la autonomía: La intuición en la conducción autónoma.

Uno de los procesos más difíciles para la conducción autónoma es la interacción de los peatones y coches automatizados. Es decir, intuir el comportamiento de los humanos para reaccionar o anticiparse ante cualquier situación.

La compañía emergente londines Humanising Autonomy centra sus investigaciones en datos RGB (luz y color). Para esta investigación la compañía ha recaudado una buena cantidad de dinero de parte de inversores internacionales y ha establecido alianzas con diversas instituciones del estado para enlazarse con cámaras y circuitos cerrados de televisión que están en las calles.

Con toda esa información ha creado herramientas de estructura modular con tecnología de inteligencia artificial centradas en el ser humano. Todo ello para permitir a los coches autónomos determinar el comportamiento del peatón.

LQ: El nuevo prototipo de Toyota

La empresa Toyota ha presentado en el Salón del Automóvil de Tokio su nuevo prototipo LQ. Se trata de la actualización de su coche autónomo Concept-i 2017 dotado con tecnología de inteligencia artificial y un diseño futurista. Las mejoras se centran en la comunicación y atención con el pasajero.

Es un coche de 4,5 metros de largo, 1,8 de ancho y 1,5 de alto que posee autonomía de hasta 300 km sin recargar. Con conducción autónoma nivel 4, es decir, aunque no es totalmente autónomo, sí es capaz de reaccionar ante eventualidades y objetos sin la intervención de un usuario.

Entre las novedades encontramos su aparcacoches y la pantalla de visualización de realidad aumentada. Esta tecnología surge de la colaboración entre Toyota y Panasonic. También destaca el asistente de voz que incluye, el cual fue denominado Yui, por medio del cual se puede controlar diferentes funciones a través de comandos de voz, como la iluminación, ambientador, aire acondicionado, entre otros.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.