Drones autónomos: usos y aplicaciones

Drones autónomos: usos y aplicaciones
26 agosto, 2020 LPSIngenieria
Drones autónomos: usos y aplicaciones

Ya os hemos hablado en otras ocasiones de cómo la conectividad 5G , cuando alcance todo su potencial, va a transformar diversos aspectos de la industría y la tecnología. Su combinación con los drones, han hecho que estos se conviertan en herramientas fundamentales que están evolucionando a un ritmo vertiginoso.

En el último Mobile World Congress, empresas como Samsung, Cisco y Aeromedia, y Orange presentaron modelos que ofrecián transmisión de video de alta calidad que permitían monotorizar el entorno del dron en remoto y controlarlo cuando aparezcan obstáculos u otras situaciones donde el control autómata falla.

Un nuevo paso: los drones autónomos

La integración de los VANT en el estándar de comunicación 5G traerá grandes avances para estos dispositivos. En primer lugar, la utilización de las redes 5G para operar (comando y control) a estas naves no tripuladas permitirá realizar vuelos más allá de la línea de vista entre la aeronave y su controlador, incorporando incluso algunas capacidades de vuelo autónomo.

Los drones autónomos constituyen una tecnología que aún se encuentra en una fase de crecimiento, pero con un tremendo potencial de aplicación en diversas industrias. Uno de ellos es su empleo en la agricultura, ya sea para reconocimiento de terrenos, análisis de suelo y monitoreo de cultivos, entre otros usos. Pero también pueden ser utilizados en infraestructura, transporte, seguridad, entretenimiento, salud, telecomunicaciones y minería, entre varias otras áreas.

Ejemplos reales de drones autónomos

Silvo, el dron que investiga el Atlántico

Más de cuatro años, exactamente 1273 días, lleva este dron submarino investigando las profundidades de más de 22.000 km de océano. Su recorrido partió de Cabo Cod (Massachusetts, EE.UU.)  hasta Irlanda. Después pasó por las Islas Canarias (España) para posteriormente ir a las Islas Vírgenes. Durante su trayecto total realizó más de 5.000 mediciones y ha sido el viaje autónomo más prolongado que se ha hecho en el océano Atlántico.

Varios países han usado ya parte de sus datos para poder aplicarlo al campo meteorológico y hacer previsiones con respecto al clima.

Su estructura es curiosa y sencilla, dispone de una bolla que se infla cuando tiene que subir a la superficie para realizar comunicaicones. Sus interiores se dividen a grandes rasgos en dos partes, la computacional y la científica (con los sensores), y tras recibir instrucciones ambas se preparan según la misión.

Ghost 4, el dron de combate

La industría de combate avanza sin duda a un escenario donde la intervención humana sea cada vez menor. De ahí que Anduril haya creado este dron con 100 minutos de autonomía y diseñado para fines militares. Sus dimensiones son 2,5 metro de largo y  hélice de un diámetro de 2,2 metros. Lo interesante de sus tamaño es que puede plegarse para ser transportadoen una mochila, y dispone de una resistente suficiente que soporta la exposición de elementos como la arena o agua de mar.

Ghost ofrece inteligencia en tiempo real, vigilancia y capacidades de reconocimiento y gracias a la Inteligencia Artificial es capaz de ejecutar 32 billones de operaciones por segundo.

Desde Anduril explican que «Ghost ofrece inteligencia en tiempo real, vigilancia y capacidades de reconocimiento» con el objetivo de que los operarios tomen decisiones más informadas. El dron es completamente autónomo, ya que es controlado por la plataforma Lattice y «el operador requiere un entrenamiento mínimo». Se encarga de dar soporte a los sistemas de visión computerizada que el dispositivo usa para identificar, clasificar y rastrear objetos.

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.